Los sinónimos de la palabra “puerta” son escasos y poco certeros. Y, sin embargo, pocos términos se prestan tanto a la expresión de sentimientos. Abrimos las puertas a la amistad, a la emoción… Las puertas abiertas proclaman el temperamento hospitalario, el afán de compartir. Y a su vez, las puertas preservan nuestros espacios sagrados.

Las cerramos al egoísmo, a la invasión de nuestra intimidad… a cuanto profana nuestro bienestar. Si al vocablo “puertas” le añadimos “Novolac“, incrementamos la expresividad del término. Puertas Novolac simboliza el mejor esfuerzo por ofrecer a los hogares un producto que aúna tradición y tecnología puntera. Puertas Novolac nace del anhelo de sus promotores por seguir manifestando en su quehacer toda la experiencia acumulada, el conocimiento profundo de un producto que puede y debe ser constantemente mejorado, y de un mercado que puede y debe exigir las mejores condiciones de calidad y servicio.

Puertas Novolac parte, pues, de una ilusión factible: producir puertas al servicio de su bienestar.